Cabinas de Aislamiento

En un artículo anterior discutimos el tema del ensordecimiento de nuestra batería. En esta oportunidad vamos a referirnos a las Cabinas de Aislamiento Sonoro.

Diseñadas originalmente para brindar fono-aislamiento a los estudios de grabación, su uso se ha venido extendiendo a las presentaciones en público e incluso al hogar, sobre todo cuando el baterista tiene un ambiente propio para sus prácticas, pero el resto de métodos no ha sido suficiente para evitarle problemas con familiares y vecinos.

Sin duda, las más prestigiadas son las de la marca Clearsonic. No son baratas, hay que reconocerlo, y ese puede ser el motivo para que hayan aparecido alternativas hechizas, carentes de las cualidades fono-aislantes de sus paneles acrílicos y fono-amortiguadoras de sus colchonetas.

En cuanto a la sonoridad de nuestro instrumento dentro del espacio aislado, se produce un incremento de la misma, por lo que es recomendable emplear protectores auriculares, como los dB22 de Vic Firth.

Si estamos tocando con otros amigos, será necesario micrar toda la batería y contar con retorno, ya que el aislamiento sonoro se da en uno y otro sentido.

Como una imagen vale más que mil palabras, y un video más que un millón, les dejo un documental de Clearsonic que muestra con suma claridad las bondades de uno de sus productos top.

video