Cultura del Cover: Sólo Una Crítica

En lo personal no tengo nada en contra de los covers; me parecen una excelente forma de hacernos de recursos, más aún considerando que nos permiten explorar los más diversos géneros, y aprender de tantos bateristas como bandas imitemos.

Sin embargo, este paso inicial debe terminar por definir un estilo propio, esto es, llegar al punto aquel en el que tu propio acervo nutre y personaliza la versión que interpretas. Como decía Jeff Porcaro, el fallecido y célebre ex-baterista de la banda de rock Toto:

¡Traté de parecerme a tantos, que al final sólo me parecía a mí!

Es cierto que cada tema tiene sus obligados, los que se deberían respetar para mantener el aire de la versión original. Empero, ésto puede variar cuando se traslada una canción hacia otro género musical.

Es más, una misma banda no suele tocar en vivo tal cual el registro grabado, el que siempre está matizado por la labor de edición que realiza el productor; y ya encima del escenario, las versiones siempre varían de concierto en concierto, por más cercanos que éstos sean.

Una misma banda puede haber tocado un tema de una cierta forma hace unos años, y luego ya no, sea porque cambió de integrantes, si mejoró su sonido, porque los instrumentistas se hicieron más diestros o si el vocalista fue perdiendo su tesitura original.

Partiendo del principio que una sola canción tiene ya sus propias peculiaridades, no sólo en cuanto a la batería sino al sonido del resto de voces, ya sean instrumentos o cantantes, pretender interpretar puras copias no es sólo difícil, cuando no imposible, sino que podría llegar a resultar francamente ridículo.

Cuando un compañero de banda me pide sacar un tema al mango (léase igualito que la grabación) yo le respondo que haré el intento, lo escucho, y trato de contribuir musicalmente al grupo, para que quede bien, para que la rola suene bien, y resulte la mejor versión que esté al alcance de mis posibilidades técnicas y de disfrute personal.

No se es mejor baterista por ser más rápido, más bulloso o por poder replicar las técnicas de cada baterista que escuchamos. Dominar los silencios, tener groove y buen gusto al momento de ejecutar creo que es siempre más importante; y llegar a definir un estilo propio, que te identifique, lo es aún más.

Video

A continuación el trailer de presentación de Guitar Heaven, la última producción de Carlos Santana, en que junto a un grupo de connotados músicos versionan sendos clásicos del rock, pero muy a su estilo.

video