Warm Up & Cool Down

El tiempo que empleamos en calentar y enfriar mejora tanto nuestra performance como el período de recuperación posterior, por medio de una serie de mecanismos fisiológicos que pasamos a revisar.

Ventajas Relativas

El calentamiento previo nos prepara para el ejercicio, al incrementar gradualmente el pulso, el flujo sanguíneo muscular y la liberación de oxígeno hacia los músculos. Asimismo, aumenta el reclutamiento de unidades motoras y las velocidades de contracción y de relajación musculares. Finalmente, reduce la resistencia pasiva del aparato locomotor, al poner en juego ligamentos y tendones que se hallaban inactivos antes de la ejecución.

Por su parte, el enfriamiento posterior favorece la eliminación de lactatos, reduce la adrenalina en sangre y permite una progresiva recuperación del valor del pulso al reposo. De esta manera se evitan dolores musculares, contracturas y calambres.

Calentamiento (Warm Up)

En un artículo anterior ya discutimos el tema de las lesiones más comunes en los bateristas, haciendo hincapié en el compromiso de las muñecas y la espina dorsal. Sin embargo, un buen calentamiento no sólo busca protegernos de tales complicaciones, sino optimizar nuestra performance. En tal sentido, deberíamos involucrar todas nuestras articulaciones de miembros superiores e inferiores, como también la musculatura de la espalda o paravertebral.

La rutina debe basarse en períodos de 5-15 minutos cada una. La primera es de soltura, la segunda de estiramiento, y la tercera de práctica con simuladores. Respecto a esta última contamos ya con algunos productos idóneos:

  • Parches de Práctica. v.gr. Vic Firth.

  • Pedales de Práctica. v.gr. HansenFutz.

Este es el momento en el que pondremos en práctica todos nuestros rudimentos y recursos técnicos de pies y manos, quedando así listos para iniciar nuestra presentación. De tratarse de un ensayo, estos accesorios son reemplazados por el propio set de batería.

Enfriamiento (Cool Down)

Esta etapa se basa en los mismos ejercicios realizados durante el período de calentamiento, salvo los de práctica, comenzando por los de estiramiento y terminando con los de soltura, y sólo por espacio de 5 minutos para cada fase.

Comentarios Finales

Estoy seguro que la mayoría de nosotros no solemos desarrollar una rutina de calentamiento y enfriamiento antes y después de tocar. No obstante, debería ser parte de los cuidados básicos que todos los bateristas tendríamos que adoptar para durar tocando y haciéndolo bien.

Puedo dar testimonio personal de lo bien que se siente comenzar ya caliente a tocar, lo que nos aporta mayor confianza al momento de trepar en el instrumento. Todo esto redunda en un mejor desempeño tanto individual como de la banda en su conjunto.

Video

Seguidamente una propuesta de nueve ejercicios de estiramiento para manos y antebrazos.

video