Solos de Batería

Introducción

Genéricamente, un Solo se define como una pieza musical o una sección de ella, que se ejecuta en solitario por un cantante o un instrumentista. En cualquier caso, intenta exhibir las habilidades del intérprete.

Los Solos de Batería no son la excepción, y como tales pueden por sí mismos constituir un tema musical o ser parte de uno, ya sea que se escriban previamente en una partitura o surjan de la improvisación del baterista.

En algunos géneros musicales, como el jazz, forman parte estructural de la mayoría de sus temas. Otros en cambio los incluyen de manera eventual, y su estructura es menos libre, como en el caso del rock y sus derivaciones.

Clasificación

Los solos de batería pueden clasificarse en dos tipos básicos:

  • Solos Cerrados
  • Solos Abiertos

Los Solos Cerrados forman parte de una canción, sujetos por tanto a la métrica y tempo del propio tema. Suelen ser acompañados por el bajista o el tecladista, que sostienen una base armónica, a la que el baterista responde con un ostinatto que lo mantiene estrechamente ligado a la misma. Su extensión es variable, aunque proporcional al resto de secciones de la pieza musical.

En resumen:

  • circunscritos a un tema: si
  • métrica y tempo: constantes
  • músicos de apoyo: presentes
  • ostinatto de batería: siempre presente
  • extensión temporal: limitada por el tema

Los Solos Abiertos en cambio no están sujetos a ninguna de dichas reglas, pudiendo incluso considerarse como una pieza musical por sí mismas. En caso de ser parte de un tema, el resto de ejecutantes entran en mutis, y el baterista se explaya sin requerir de una base adicional ni mantener un ostinatto. La métrica y el tempo pueden variar a voluntad del ejecutante.

De cualquier manera, de hallarse incluido dentro de un tema deberá motrar transiciones, esto es, desplazarse progresivamente en uno y otro sentido:

  • inicialmente se abre y van retirándose el resto de músicos
  • finalmente se cierra y se reincorporan el resto de voces

En resumen:

  • circunscritos a un tema: no necesariamente
  • métrica y tempo: fugas temporales
  • músicos de apoyo: ausentes
  • ostinatto de batería: puede no ser notorio
  • extensión temporal: eventualmente ad libitum

El solo abierto es el ejemplo más conspicuo de improvisación, y fruto absoluto de la espontánea creatividad del baterista.

No obstante, y pese a las libertades que uno desearía tomarse, los criterios antes mencionados no pueden hallarse simultáneamente ausentes. De ser así, nuestro solo se convertiría en una ejecución caprichosa, carente de hilo conductor y musicalmente incoherente.

Comentarios Finales

Tocar un solo se considera la máxima expresión de las habilidades adquiridas por cualquier instrumentista. Lamentablemente, pocos son los temas populares que incluyen un solo de batería.

Como es de suponer, demanda un dominio prácticamente absoluto de las virtudes que pretendes lucir, y en tal sentido nunca debe ir más allá de tu propia y real capacidad como ejecutante, el obvio resultado de varios años de práctica constante. Memoriza este aforismo:

¡Un solo se improvisa, pero no lo que contiene!

Mientras que algunos bateristas llegan al climax al tocar un solo, hay otros que los aborrecen, como Ringo Starr. De hecho, durante su permanencia en The Beatles sólo interpretó uno, bastante corto por cierto, en el tema The End.

De cualquier manera, siempre es bueno incluir alguno en nuestro repertorio, especialmente cuando el vocalista de tu banda tiene la antipática costumbre de hacer tiempo presentando los integrantes del grupo de uno en uno, con su solito incluido.

Video

A continuación un video de Gino Vannelli, interpretando el tema People Gotta Move. Notarán el solo del baterista ítalo-canadiense Enzo Todesco, apoyado en los teclados por Joe Vannelli. Finalmente apreciarán un solo de percusión a cargo del propio Gino Vannelli, que en sus inicios también fue baterista. Espero que lo disfruten.

video