Batería Minimalista

Muchas veces nos enfrentamos a la circunstancia de tener que tocar en un pequeño local, en el que la dimensión de nuestra batería puede resultar excesiva, ya sea por su sonoridad o por no disponer del espacio suficiente.

Lo mismo puede ocurrir cuando se trata de tocar algún género de música suave, como el jazz, en el que se requiere una configuración más reducida, o cuando es todo un problema transportar nuestro kit completo.

En tales casos, conviene apelar a un set minimalista, para lo cual contamos con varias opciones.

Configuración Reducida

Se pueden reducir el número y tamaño de los tambores y platillos.

Reducción del Tamaño de los Tambores

El tambor que más espacio ocupa es obviamente el bombo. En tal sentido, una primera opción es adquirir uno de 18" de diámetro.

Están disponibles en las distintas marcas, aunque es más fácil encontrar en el mercado los producidos por Pearl y Yamaha.

En lo que respecta a la tarola, las hay hasta de 8", aunque es más fácil ubicarlas de 10" en adelante. Los tomes no son un problema porque se los encuentra desde 8".

Reducción del Número de los Tambores

Recientemente hemos visto resurgir el uso de un solo tom de vuelo (como se hacía en los años 50's y 60's), pasando el ride a ocupar la posición del tom medio, y manteniendo un tom de piso a la derecha.

No se gana mucho espacio horizontal, pero al menos es más fácil de transportar.

Reducción del Tamaño de los Platillos

Si vas a tocar en un pequeño espacio, sería conveniente emplear platillos más pequeños. Los splash, los crash de 14" y los ride de 18" son una excelente alternativa.

En cuanto al charles, casi todos los fabricantes disponen de los Mini Hi-Hats, de 10" de diámetro.

Reducción del Número de Platillos

Un crash-ride de 18" puede matar dos pájaros de un solo tiro.

Batería de Cocktail

Este tipo de kit está formado por un Floor Bass Tom, que no es más que un napoleón alargado. Cuenta en su parte inferior con un arco metálico, donde sujetar un pedal de impacto superior. Este mazo permite percutir su parche resonante como si fuera un bombo.

Asimismo, disponen de parantes articulados a sendas clavijas en la parte superior del casco, para ir ubicando los tambores y platillos.

Obviamente, uno toca parado, cosa que al comienzo resulta un poco incómoda, pero a lo cual uno se puede llegar a acostumbrar.

Conversión

Otra alternativa es convertir el napoleón en bombo y el tom medio en tom bajo. Para ello hay que contar con dos dispositivos.

Conversión del Napoleón en Bombo

La empresa Tricks Percussion tiene ya a la venta el Floor Tom Bass Drum Converter, con el que podemos convertir un tom de piso en un pequeño bombo.

Viene provisto de un soporte donde articular el pedal convencional y dos patas anguladas, que han de reemplazar a las patas rectas del napoleón. Cuesta $80 aproximadamente.

Gibraltar dispone también de un dispositivo similar, el Floor Tom Bass Pedal Mount, algo parecido al antes descrito, pero sin las patas anguladas. Es más barato que el producido por Tricks, costándonos alrededor de $30.

Pearl dispuso en su momento del kit de conversión Jungle Jig, que parece haber sido descontinuado. Lamentablemente, exigía instalar una clavija para brazo penetrante en el casco, dificultando la tarea.

Conversión del Tom Medio en Tom Bajo

Si tanto los tomes de vuelo como los de piso son flotantes, no hay problema; sólo tienes que correr el tom medio hacia la posición del tom bajo. Cosa distinta ocurre cuando los tomes de vuelo cuentan con soportes penetrantes, o cuando los de piso se soportan en tres patas.

Felizmente, hoy disponemos del hardware necesario para remediar esta situación. Si no pudieras articular el penetrante del tom a un atril mediante un clamp, la marca Pearl tiene algunos Tom Holders con tal propósito. Y si el napoleón es de tres patas, un clamp puede permitirte articular el tom holder a uno de tus atriles.

Comentarios Finales

Hace unos años tuve la oportunidad de adquirir una linda batería de cocktail, que me cayó de perillas porque tenía que presentarme en un local pequeño, donde mi "spider" (como le suelo llamar a mi batería) resultaba, por decir lo menos, algo exagerada.

Luego de darle este uso, la bendita quedó abandonada, aunque traté en lo posible de aprovechar sus tambores. De hecho, hasta ahora recurro eventualmente a su pequeña tarola como caja accesoria.

Un buen día decidí obsequiarle una batería a mi hija, que aún es pequeña, y me acordé de la batería de cocktail. Investigando por internet, encontré la forma de convertirla en una pequeña batería convencional.

Ahora más bien yo se la pido prestada cuando se ofrece la chance de tocar en pequeñas reuniones. Se me hace fácil transportarla, se arma en un santiamén, y cuenta con todo lo básico.

Aunque no tengan la posibilidad de comprarse un set de batería más pequeño, siempre es bueno manejar opciones que nos faciliten tocar en ambientes reducidos. Si se proveen de algunos accesorios, pueden hacerlo bien sin tener que transportar su batería completa.

Video

A continuación un video que demuestra la instalación del Jungle Jig de Pearl, para convertir el napoleón en un pequeño bombo. Con algo de suerte se puede adquirir uno de ellos por internet.

video