Impostación Baterística

Esta denominación hace referencia a una serie de maniobras que algunos bateristas realizan con el fin de darle mayor espectacularidad a su ejecución. Personalmente, no estoy de acuerdo con el término pues impostar es fingir, y por lo general quienes lo hacen tienen una singular destreza, por lo que mal podrían ser tildados de impostores ni nada que se le parezca.

No obstante, hemos de reconocer que tales subterfugios no son más que meros trucos para impresionar a la audiencia, y para fortuna de algunos, ahora se cuenta con algunos medios para sacarle la vuelta al espectador.

Las maniobras más comunes son las siguientes:

  • Spinning: en el que la baqueta gira alrededor de los dedos
  • Flipping: en el que la baqueta sale lanzada por los aires

Obviamente hay otras, que más que malabares son alharacas, como tocar la batería parado, emprenderla a cabezazos contra uno de los platillos o rascarse la cabeza con una de las baquetas, por mencionar algunos de los más recurridos.

Supongo que muchos al igual que yo carecen de estas destrezas, así que si alguien quiere hacer un poco de trampa, puede convertirse en un verdadero impostor. Felizmente, hoy pueden recurrir a un par de adminículos bastante convenientes.

Leash Grip

Este es en realidad otro medio de adherencia, que permite sujetar la baqueta como se deja entrever en la figura adjunta. Adecuadamente ubicado, podrías simular uno que otro giro sencillo, claro está, sobre un solo eje digital.

Eventualmente podrías disimular su presencia colocando una pequeña tira de esparadrapo de color carne por encima del collarete, y mejor aún si tus baquetas son negras. v.gr. los modelos Steve Gadd de Vic Firth, Jazz de Zildjian o algunas hechas a base de grafito.

Stick Flip

No es más que un lanzador de baquetas, es decir, un simulador del flipping. Bastará con colocar el palillo encima del disparador y oprimir el dispositivo para que éste lance la baqueta por los aires, lista para que la cojas al vuelo.

Previamente deberás ubicar convenientemente el aparatito en el aro de tu tarola o del napoleón, pero asegurándote que la trayectoria del lanzamiento sea la que esperas durante la presentación.

video

Comentarios Finales

Siempre que el tempo te sea cómodo, haya buenos silencios, y los mirones no te estén respirando en las orejas, podrás hacer uso de alguno de estos complementos, que pueden agregarle vistosidad al show. Al fin y al cabo, ¿qué mago no hace trampa?

Ahora bien, si como quien escribe eres un negado para este tipo de malabarismos, limitate a tocar lo mejor que puedas y olvídate de intentar estos truquitos.